Nueva iniciativa para combatir el Alzheimer

Publicado hace 3 años por Un ensayo para mí

Se está realizando un estudio de investigación para prevenir la progresión del Alzheimer. Una enorme oportunidad para pacientes en etapa temprana de la enfermedad.

¿Un familiar o amigo mayor de 60 años está manifestando serios problemas de memoria? ¿Uno mismo sufre olvidos frecuentes? La preocupación, inevitable, puede convertirse en una oportunidad: se está realizando un estudio de investigación para prevenir la progresión del Alzheimer orientado a pacientes en etapa temprana de la enfermedad. Daniel Seinhart, investigador del Hospital Italiano, M. P. 77584, cuenta que esta iniciativa se enmarca en la estrategia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que estableció que para 2025 debería haber un tratamiento efectivo contra la enfermedad.

Pueden participar personas de más de 50 años (aunque es raro que la enfermedad se manifieste antes de los 60), que sepan leer y escribir y que puedan estar acompañadas por una persona cercana durante el tiempo que dure el proceso. También se pide que no tenga determinadas condiciones de salud contraindicadas, como aquellas que requieren medicamentos anticoagulentes o tratamientos oncológicos. Deben poder realizarse resonancias magnéticas y no padecer otras enfermedades neurológicas como Parkinson o epilepsia. “Estas investigaciones son muy serias y cuentan con los máximos niveles de control internacional”, explicita Fernando Taragano, investigador participante del estudio, y director del Instituto Geriátrico Nuestra Señora de las Nieves, de la Ciudad de Buenos Aires, M. P.: 63205. “Además, en la Argentina, desde la década del ’90 se viene haciendo un trabajo muy profesional en investigación en el área de salud”. Los avances científicos en este campo son imprescindibles: “el último medicamento aprobado a nivel internacional data de 2001: es muy necesario avanzar en el desarrollo de nuevas medicaciones”, sostiene Taragano.

Conoce una investigación clínica abierta ingresando aquí

La investigación está en Fase III: eso significa que, de aprobarse, comenzaría la fase de desarrollo para llevar el medicamento a la farmacia. Seinhart explica que el fundamento de la medicación que se investiga se basa en la eliminación del amiloide a-beta-42, una proteína anormal que se acumula en el cerebro décadas antes de que se produzca el Alzheimer. La hipótesis, por lo tanto, apunta a que la eliminación de este amiloide podría prevenir o detener la enfermedad antes de que genere mayores daños.

“Las claves por las cuales invito a pacientes a participar de esta investigación son que la conozco a fondo y estoy convencido de que es seria y potencialmente beneficiosa, por un lado, y que, al igual que cuando recomiendo alguna medicación en el consultorio, considero que podría dar buenos resultados en particular a cada uno de los participantes”, indica Taragano.

“El principal beneficio para los participantes es que reciben un diagnóstico certero sobre su situación, ya que se les hacen más pruebas que en un caso habitual –concluye Seinhart-. Por otra parte, tienen la posibilidad de acceder a un tratamiento experimental que, si resultara beneficioso, por el momento no puede conseguirse de otra manera”.

Conoce una investigación clínica abierta ingresando aquí