Investigadores de Inmunova y del CONICET están avanzando en el primer tratamiento en el mundo contra el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH). Una enfermedad grave para la cual no existe un tratamiento aprobado.

¿Qué es el Síndrome Urémico Hemolítico?
Es una enfermedad muy grave producida por el consumo de alimentos contaminados con la bacteria Escherichia coli, que puede estar presente en la carne, las frutas, las verduras, la leche sin pasteurizar o incluso en el agua. Esta bacteria produce la toxina Shiga (STEC) necesaria para que se desarrolle el SUH.

La importancia de que los padres estén informados
Si bien el SUH puede afectar a personas de todas las edades, su mayor incidencia es en la población pediátrica. Según la OMS, Argentina tiene la tasa más alta del mundo en menores de cinco años (8,5 casos por cada 100.000 niños). Al año, hay en el país 5.000 infecciones por STEC, y 500 chicos desarrollan el síndrome. El SUH es la primera causa de insuficiencia renal aguda en niños y origina el 20% de los trasplantes de riñón pediátricos. Puede dejar secuelas de por vida como hipertensión y alteraciones neurológicas, y causa la muerte en entre un 3 y 5% de los casos. En este contexto desfavorable es fundamental saber que aunque no existe un tratamiento aprobado por autoridades regulatorias, sí pueden tomarse medidas preventivas.

“Es la primera causa de insuficiencia renal aguda en niños y origina el 20% de los trasplantes de riñón pediátricos”.

El tratamiento que se está investigando: un suero antitoxina similar al utilizado contra el veneno de los alacranes

Síndrome Urémico Hemolítico

Ante la urgente necesidad de terapias específicas contra el SUH, los investigadores desarrollaron un medicamento biológico innovador con potencial de transformarse en el primer tratamiento para evitar la progresión al SUH de las infecciones intestinales con STEC. Este medicamento —un suero similar al que se utiliza contra el veneno de serpientes o alacranes— que tiene anticuerpos que actúan neutralizando la toxina en circulación, responsable de desencadenar el síndrome.

“Es necesario el apoyo principalmente de los padres de los niños afectados para la realización del ensayo clínico. Es una enfermedad compleja, donde existe una “ventana de tiempo” para poder actuar”. – Dr. Fernando Goldbaum. Investigador de CONICET y co-fundador de Inmunova

 

8 simples hábitos para prevenir el SUH
  • Lavarse las manos con agua y jabón antes y después de ir al baño o de cambiar pañales, antes de manipular alimentos y tras tocar alimentos crudos. También al regresar de la calle.
  • Cocinar la carne completamente, en especial la carne picada y los productos elaborados con ella.
  • Consumir agua potable, hervida o con al menos dos gotas de lavandina por litro, y leche pasteurizada.
  • Lavar bien las frutas y las verduras con agua potable (o utilizar agua con dos gotas de lavandina por litro, dejar reposar 30 minutos y luego usar para el lavado).
  • Evitar la contaminación cruzada (el contacto de la carne cruda con otros alimentos). Mantener las carnes refrigeradas y separar de las verduras u otros alimentos para impedir el goteo de líquidos sobre éstos.
  • Lavar y desinfectar los utensilios de cocina y superficies que tengan contacto con alimentos crudos, especialmente si habrá contacto con los que estén listos para consumir.
  • Lavar adecuadamente las esponjas y los trapos que se usan en la cocina.
  • Utilizar natatorios habilitados y evitar bañarse en aguas contaminadas.

Existen ensayos clínicos que buscan el primer tratamiento contra el SUH, conocelos aquí.

Si tu hijo tiene diarrea con sangre, podes consultar en el listado de hospitales para que le hagan el diagnóstico rápido en el momento. Si detectan la toxina y estás de acuerdo, podés firmar el consentimiento informado para que pueda incorporarse al ensayo clínico.