Nuevos ensayos clínicos y estudios de investigación alrededor del mundo estudian a la Ivermectina como nuevo tratamiento para la Covid-19. Este medicamento genérico está ampliamente disponible y es usado para otras enfermedades.

La Ivermectina es un medicamento genérico, utilizado para otras enfermedades como agente antiparasitario. Se conoce desde hace tiempo su buen perfil de seguridad y actualmente se está estudiando su eficacia en el tratamiento para la Covid-19. A la fecha, se han realizado estudios en diversos lugares del mundo, en laboratorios o en grupos reducidos de personas, que han demostrado que la Ivermectina tiene una capacidad antivírica contra el SARS-COV 2. Estos primeros avances, requieren de una comprobación a través del método científico que implique estudios en cientos de personas para poder arribar a conclusiones generalizadoras en relación a este nuevo tratamiento. La forma más segura y eficaz de realizar esta tarea de demostración empírica, es a través de los ensayos clínicos. 

Conoce una nueva investigación clínica que estudia la eficacia de la Ivermectina en personas con síntomas compatibles de Covid-19 AQUÍ

La importancia de los ensayos clínicos 

Los ensayos clínicos son programas destinados a probar si un medicamento es eficaz y certero, a través de estudios completamente seguros en un número de voluntarios que padecen la enfermedad.

Estas investigaciones clínicas, son la forma que tiene la ciencia de avanzar en los tratamientos para el presente y el futuro de los pacientes. Y la única manera de que estas investigaciones sean posible, es gracias a la participación de voluntarios.

Pero, ¿en qué consiste participar de un ensayo clínico?

Para poder participar de un estudio existen determinados criterios de inclusión y exclusión que garantizan la seguridad de los pacientes. Es decir, en casos de medicaciones que están siendo estudiadas y puedan generar inconvenientes en determinadas enfermedades, se explicitan los criterios de exclusión asegurando el resguardo y la salud de los voluntarios.

Por ejemplo: si una medicación en estudio no se puede utilizar en personas con enfermedad hepática, estar cursando una hepatitis será un criterio de exclusión. 

El primer paso para participar en un ensayo clínico, consiste en la información, en recibir todas las explicaciones necesarias en lo referente al estudio, sus posibles beneficios y los efectos adversos que se conocen de la droga. En el caso de los estudios de Ivermectina, se conoce que es una droga con un alto perfil de seguridad, pero de todas formas se debe estudiar en esta circunstancia y para este uso particular.  

Una vez que los voluntarios cuentan con toda la información pertinente, ingresan al estudio y se les realiza un seguimiento muy cercano de sus síntomas. Se les entrega la medicación con todas las indicaciones, y se les brinda a su vez análisis de sangre, entre otros estudios, y determinados aparatos para el control (como los oxímetros, destinados a controlar la saturación de oxígeno). Todo el estudio se realiza de manera gratuita para el paciente. 

Al finalizar el estudio, se procede a analizar los datos y evaluar si los pacientes han mejorado o tenido menos complicaciones en relación a la enfermedad estudiada. 


En caso de que los resultados sean positivos, se presentan los datos a las entidades regulatorias. Si se genera la aceptación de lo presentado y el estudio es lo suficientemente numeroso, la medicación pasa a ser aprobada y podrá ser recetada por los médicos en forma segura y eficaz, produciendo así una gran contribución a la salud de general de la población y el avance de la ciencia médica. 


Actualmente las investigaciones clínicas son el eje para luchar contra el Coronavirus.

En este momento, se están realizando estudios de investigación que estudian la eficacia de la Ivermectina para el tratamiento de la Covid-19, pero en tanto no se especifiquen sus resultados, el medicamento no está disponible para su uso por fuera de los ensayos clínicos. 

Georgina Sposetti

Médica investigadora. Fundadora y CEO de Un Ensayo Para Mí

Conoce una nueva investigación clínica que estudia la eficacia de la Ivermectina en personas con síntomas compatibles de Covid-19 AQUÍ